Las once mil vírgenes

 En el s. IV, el rey de Inglaterra prometió a su hija Úrsula en matrimonio; el novio era un noble inglés, pagano.

 Úrsula era cristiana y por eso no se avino a celebrar ese matrimonio. Pidió permiso a su padre para hacer una peregrinación a Roma y éste le concedió tres años. Para esa peregrinación la acompañaron 10 doncellas.

 Pasado ese tiempo y ya de regreso, pasaron por Colonia (Alemania) donde cayeron a manos de los Hunos que, ante la negativa de las doncellas a satisfacer sus deseos las asesinaron.

 En un monasterio próximo a Colonia se encontró un manuscrito fechado en el año 922 en el que se narraba la historia y muerte de estas muchachas.

 Según parece, se confundió “once” por “once mil” pero aún así se mantuvo el elevado número como una realidad y la historia se extendió por toda Europa.

 Beatriz de Suabia, reina de España de origen alemán, fue quien hizo llegar a España la historia de las 11.000 vírgenes y quien introdujo la devoción a Santa Úrsula y las doncellas.   

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: